Canadá y Chile: Mucho que celebrar

English / Français

Canadá y Chile tienen mucho que celebrar este año, ya que en julio de 2017 se conmemorará el vigésimo aniversario del histórico Tratado de Libre Comercio entre Canadá y Chile (TLC), un acuerdo que ha visto triplicar el comercio bilateral entre ambos países desde su entrada en vigencia.

Durante una visita de estado a Canadá de la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, a principios de esta semana, el Ministro de Comercio Internacional de Canadá, François-Philippe Champagne, anunció la incorporación de un capítulo sobre comercio e igualdad de género, el primero de su tipo para Canadá y para todo país del G20. El Ministro Champagne y el Canciller chileno, Heraldo Muñoz, firmaron varias modificaciones para modernizar el acuerdo, incluyendo un capítulo sobre igualdad de género y nuevos elementos en el capítulo de inversiones, nuevos capítulos sobre medidas sanitarias y fitosanitarias y las barreras técnicas al comercio. Incluyeron además enmiendas técnicas al actual capítulo sobre compras públicas.

El capítulo sobre comercio e igualdad de género reconoce la importancia de aplicar una perspectiva de género a los asuntos económicos y comerciales para asegurar que todos se beneficien del crecimiento económico. Confirma la intención de ambas partes de hacer cumplir sus respectivos acuerdos internacionales sobre igualdad de género desde una perspectiva de derechos, y proporciona un marco de colaboración para Canadá y Chile en temas relacionados al comercio y la igualdad de género, incluyendo el emprendimiento de las mujeres y el desarrollo de indicadores basados en el género.

EL TLC Canadá-Chile, que entró en vigencia el 5 de julio de 1997, es uno de los tratados más antiguos de Canadá y el primero con una nación sudamericana.  Para Chile, fue el primer tratado de gran alcance con otro país.  En 2016, el comercio bilateral alcanzó 2.4 mil millones de dólares canadienses.

“El Acuerdo ha sido extremadamente beneficioso tanto para Canadá como para Chile.  Es la piedra angular de nuestra relación comercial bilateral”, afirma Geoff White, Consejero Comercial de la Embajada de Canadá en Santiago, Chile.  “Desde la perspectiva de un Consejero Comercial, somos privilegiados de estar trabajando en un ambiente caracterizado por la relación positiva que existe entre ambos países.”

La modernización del acuerdo mejorará aún más esta herramienta comercial que ya era eficaz y mutuamente beneficiosa, dice White. La incorporación del nuevo capítulo sobre comercio y género y las actualizaciones al capítulo de inversión son un reflejo del enfoque progresista del comercio adoptado por ambos países.

"El acuerdo ha abierto el comercio entre Canadá y Chile en todos los sectores - los aranceles sobre prácticamente todo el comercio bilateral de bienes fueron eliminados", dice White.

"Definitivamente, esta decisión ha dado sus frutos. El acuerdo ha sido importante para el comercio y también ha sido muy significativo para la inversión ", agrega White. Canadá es actualmente el cuarto mayor inversionista en Chile (después de Estados Unidos, España y los Países Bajos) y el principal inversionista extranjero en el sector minero de Chile”.

La inversión extranjera directa (IED) en Chile se situó en 16.5 mil millones de dólares canadienses en 2016, convirtiéndose en el principal destino para la inversión de Canadá en América del Sur y el undécimo a nivel mundial. La inversión extranjera directa de Chile en Canadá ascendió a 767 millones de dólares canadienses el 2016. Un estudio realizado en 2013 por la Oficina del Principal Economista del Ministerio de Asuntos Mundiales de Canadá sobre el Impacto Económico del Tratado de Libre Comercio entre Canadá y Chile, concluyó que las ganancias económicas totales de Canadá con este acuerdo fueron de aproximadamente 250 millones de dólares canadienses cada año.

Las principales importaciones canadienses desde Chile son las piedras y los metales preciosos, principalmente el oro y la plata para ser refinados en Canadá; el cobre - Chile es el mayor productor de cobre del mundo; las frutas; las bebidas - principalmente el vino; y los pescados y mariscos. Las principales exportaciones de Canadá hacia Chile incluyen maquinaria;  combustibles minerales e hidrocarburos – principalmente el carbón; productos farmacéuticos; cereales y carnes. La maquinaria y los productos farmacéuticos son particularmente considerados como exportaciones de "alto valor agregado" que apoyan la creación de trabajos altamente especializados y la innovación tecnológica en Canadá, expresa White.

Chile ofrece un ambiente ideal para los canadienses que hacen negocios en el extranjero, dice White. Un acuerdo entre Canadá y Chile para evitar la doble tributación combinado con el TLC fomentan un buen ambiente de negocios, añade.

"En materia de comercio, somos naciones con ideas afines y tenemos mucho en común", señala White, citando como ejemplo las similitudes en las actividades comerciales basadas en recursos como la minería. "Es un ambiente de negocios seguro con una fuerte adhesión al estado de derecho y donde las empresas canadienses están bien establecidas".

Las relaciones comerciales de Canadá y Chile han prosperado desde la entrada en vigor del TLC, y la modernización del acuerdo ayudará a asegurar su continuo éxito, concluye White.